El agua es uno de los recursos naturales más importantes y escasos que disponemos. Por ello, cada vez somos más conscientes del ahorro del mismo. Es inevitable hacer uso de ello en nuestro jardín si disponemos de césped, flores, árboles o incluso un huerto ecológico.

Es habitual en estas fechas de altas temperaturas llegar a malgastar el agua, pues es la época en la que hacemos más uso de nuestros jardines y exteriores de la vivienda. El riego, por ejemplo, es esencial para el mantenimiento del jardín en buen estado y en su mayor esplendor. De esa forma, también contribuimos a la reducción de la huella ecológica.

Riegos eficientes

Estos son algunos de los riegos más eficientes, ecológicos y económicos para el cuidado de tu jardín.

– Riego por aspersores

sistema de riego por aspersion

El sistema de riego más empleado en España es el riego por aspersores impulsado por bombas de agua para jardín. Este sistema funciona a presión y está compuesto por tuberías, que son los encargados de transportar el agua y los propios aspersores que son los encargados de distribuir el agua con efecto de lluvia localizada.

Este sistema de riego, permite controlar la cantidad de agua en cada riego y las horas de la misma. La aspersión estacionaria suelen ser las más recurrentes, también pues puedes elegir un riego por aspersor móvil o incluso por microaspersión, este sistema proyecta el agua a modo de finísima lluvia.

– El riego por goteo

sistemas de riego por goteo

El riego por goteo consiste en regar las plantas por medio de gotas de agua, las cuales son filtradas por una manguera, tubo,etc.
Las ventajas de este sistema es la optimización del uso del agua, nos aseguramos de que cada una de las plantas disponen de su fuente individual de agua y reduce el volumen de suelo mojado. Además, permite ahorrar mucho dinero en las facturas relacionadas con el agua.

Por otro lado, es fundamental disponer de programadores de riego o grupos de presión para poder llevar a cabo la eficiencia energética y ahorro del mismo.
Gracias a ello, permite optimizar el momento y la zona de riego en cada uno de las zonas que contiene huerto, plantas, flores, césped,etc.

Algunos consejos para el jardín

Además de los sistemas de riego, se deben tener en cuenta otros factores para el buen funcionamiento y ahorro de agua en los jardines y huertos.

Se debe aprovechar la primavera y el otoño para plantar césped y las plantas del jardín, de ese modo evitamos una gran inversión inicial en agua de la vivienda.

No obstante, en cualquier circunstancia, se recomienda regar las plantas o jardín por la noche. También existe un dispositivo detector de lluvia en los aspersores, de ese modo evitamos el riego innecesario independientemente de la estación en la que nos encontremos.

Puedes usar grupos de presión de agua para la instalación de riego para mejorar el caudal de agua y optimizar toda la presión de toda la red.

La selección de tipos de árboles o plantas, ha de tenerse en cuenta, pues siempre es favorable plantar aquellas que son autóctonas. Otra clave, es agruparlas por necesidad de agua.

Airear el jardín haciendo pequeños agujeros en el césped, cada 20 centímetros, hace que penetre mejor el agua en el suelo y evita que se escape por la superficie.

Para conocer el consumo en tu vivienda, es fundamental recurrir e informarte en la distribuidora de tu municipio. De esa forma, podrás ver la evolución a partir de la toma de medidas de ahorro energético de electricidad y de agua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code